[6/10/2008] El discurso completo de Geir Haarde anunciando el colapso financiero de Islandia

El 6 de octubre de 2008, el Primer Ministro islandés Geir Haarde (Partido de la Independencia) aparecía en la televisión nacional para anunciar el colapso del sector financiero islandés y la posible bancarrota nacional. Ahora que se cumplen ocho años del mayor colapso económico de la historia de Islandia, El Faro Reykjavík ha traducido para sus lectores el discurso íntegro de Geir Haarde al castellano. Se trata, sin duda, de un discurso histórico que marca un antes y un después en la historia moderna de Islandia.

Traducción del inglés al castellano: Èric Lluent

Compatriotas islandeses:

He solicitado la oportunidad de dirigirme a ustedes en este momento en el que la nación islandesa afronta graves dificultades.

El mundo entero está experimentando una grave crisis económica, los efectos de la cual en el sector bancario mundial se pueden considerar como un desastre natural económico. Bancos grandes y consolidados de los dos lados del Atlántico están siendo víctimas de la recesión y los gobiernos de muchos países están luchando por todo lo que vale la pena salvar, de lo que se puede salvar. En estas circunstancias, cada nación piensa ante todo en sus propios intereses. Incluso las mayores economías del mundo están afrontando una lucha directa con los efectos de esta crisis.

Los bancos islandeses no han podido esquivar esta crisis financiera, igual que muchos otros bancos internacionales, y su posición ahora es muy grave. En los últimos años, el crecimiento y la rentabilidad de los bancos islandeses ha sido como algo parecido a un cuento de hadas. Cuando el acceso al capital de los mercados de moneda extranjera llegó a su punto álgido, surgieron grandes oportunidades que los bancos junto a las empresas islandesas explotaron para zarpar hacia estos nuevos mercados

A lo largo de este periodo, los bancos islandeses han crecido enormemente y sus obligaciones son ahora equivalentes a muchas veces el Producto Nacional Bruto (PNB). En circunstancias normales, los bancos más grandes tendrían más posibilidades de sobrevivir a dificultades temporales, pero el desastre que el mundo está sufriendo es de una naturaleza distinta y el tamaño de los bancos en comparación con la economía islandesa es hoy su mayor debilidad.

Cuando la crisis financiera empezó hace tan sólo un año con el colapso del mercado inmobiliario en los Estados Unidos y se dieron las consecuencias en cadena debido a los conocidos como créditos de alto riesgo, la posición de los bancos era considerada fuerte, puesto que no habían participado significativamente en este negocio. Pero los efectos de esta cadena de acontecimientos han resultado ser más graves y de mayor alcance de lo que nadie podía imaginar.

En las últimas semanas, el sistema financiero mundial ha sido objeto de una conmoción devastadora. Algunos de los bancos de inversión más grandes del mundo se han convertido en víctimas y el capital en los mercados se ha evaporado. Las consecuencias han sido que los grandes bancos internacionales han paralizado la financiación hacia otros bancos y se ha creado una gran desconfianza entre los bancos. Esto ha deteriorado la posición de los bancos islandeses muy rápidamente en los últimos días.

Compatriotas islandeses:

El Gobierno de Islandia, el Banco Central y la Autoridad Supervisora de las Finanzas han trabajado sin cesar en los últimos días para encontrar una solución a las enormes dificultades que amenazan los bancos islandeses, codo a codo con los bancos. Distintas partes han realizado este trabajo, por ejemplo, los fondos de pensiones y representantes del mercado laboral. Por su parte, el Gobierno ha apostado por la venta de los activos extranjeros de los bancos así como por la reducción de su presencia en el exterior para que el estado islandés, muy pequeño en comparación con los bancos islandeses, pueda tener la capacidad para apoyarlos. Debemos tener presente que las importantes medidas que han impulsado las autoridades de Estados Unidos para rescatar a sus bancos representan menos del 5% de su PNB. Sin embargo, el tamaño económico total de los bancos islandeses es muchas veces el PNB.

Por lo tanto, la toma de una decisión para impulsar el rescate de la banca islandesa no es sólo cuestión de que los contribuyentes soporten una gran carga temporalmente, sino que afecta a la posición y el futuro de la nación islandesa en su conjunto.

El Gobierno ya ha explicado que hará todo lo que esté en sus manos para proteger el sistema bancario. Con este objetivo en mente, en las últimas semanas y meses se han seguido importantes pasos. Pero en la peligrosa situación que existe ahora mismo en los mercados financieros internacionales, ofrecer a los bancos un salvavidas supone un gran riesgo para la nación islandesa. La gente no debe olvidar esto cuando se habla de la posibilidad de que el estado islandés acepte créditos multimillonarios para defender los bancos de la situación tan grave en la que se encuentran.

Existe un peligro muy real, compatriotas, de que la economía islandesa, en el peor de los casos, sea arrastrada por el remolino junto con los bancos, suponiendo la bancarrota de la nación. Ningún gobierno responsable toma riesgos cuando en juego está el futuro de su gente, aún cuando el sistema bancario está en peligro. La nación islandesa y su futuro tienen prioridad sobre cualquier otro interés.

Durante el fin de semana, ha habido reuniones prácticamente continuas sobre el estado del sistema financiero. Puedo asegurarles que todas las personas que han formado parte de estos encuentros han hecho todo lo posible para asegurar que las operaciones de los bancos y las instituciones de inversión pudieran continuar y el resultado del trabajo del fin de semana fue que ayer los bancos pudieron continuar con sus operaciones por algún tiempo.

Por esta razón ayer por la noche dije que mi opinión era que ni yo ni el Gobierno tenían razones para introducir medidas especiales. Ningún gobierno responsable introduce medidas dramáticas en el sistema bancario y financiero de la nación hasta que todas las otras vías están cerradas.

La situación ha cambiado hoy a peor. Las principales líneas de crédito de los bancos se han cerrado y esta mañana se ha decidido suspender la actividad comercial con los bancos y la de los fondos de ahorro en la bolsa de valores.

Ahora necesitamos medidas y reacciones responsables. Presentaré de forma inmediata una propuesta de ley al Parlamento que permitirá al Tesoro Público hacer frente a la situación en los mercados financieros. He hablado con los partidos de la oposición y he recibido la promesa de que el proyecto de ley será aprobado hoy. Quiero agradecerles su cooperación. 

Realizando estos cambios en la legislación, adaptaremos el sistema financiero a las circunstancias islandesas y reconstruiremos la confianza de los operadores extranjeros en las operaciones bancarias y financieras de Islandia. Si la propuesta de ley es aprobada hoy debemos asumir que las medidas entrarán en vigor inmediatamente.

Me gustaría disipar cualquier duda: los depósitos de los islandeses y los fondos de pensiones en cualquier banco islandés están seguros y el Tesoro Público asegurará que los depósitos sean devueltos completamente a los ahorradores. Nadie debe dudar de esto. Las autoridades también asegurarán que los negocios nacionales tengan acceso a capital y servicios bancarios en la medida de lo posible.

Compatriotas:

Soy consciente de que esta situación supone una gran conmoción para muchos, que genera miedos y ansiedad. En estas circunstancias es extremadamente urgente que las autoridades, las empresas, las organizaciones sociales, los padres y todos aquellos que puedan contribuyan esforzándose para que la vida cotidiana no se vea interrumpida. Si ha habido algún momento en el que la nación islandesa ha necesitado permanecer unida y mostrarse fuerte para afrontar las adversidades, este momento es ahora. Os ruego a todos que guardéis lo que es más importante en la vida de cada persona, que protejáis los valores que deben sobrevivir la tormenta que ahora empieza. Ruego a las familias que hablen unidas y que no dejen que la ansiedad se apodere de ellas aunque el pronóstico sea desalentador para muchos. Debemos explicar a nuestros los más pequeños que el mundo no se encuentra al borde de un precipicio y todos debemos encontrar la valentía interior para mirar al futuro.

Pese a este grave contratiempo, el futuro de la nación es seguro y brillante. Lo que es más importante es que los cimientos de nuestra sociedad y su economía sean sólidos, aunque la superestructura haya cedido a raíz del desastre actual. Tenemos recursos naturales, tanto en la tierra como en el mar, los que nos aseguraran un buen nivel de vida pase lo que pase. Nuestro nivel de educación y los recursos humanos con los que contamos no son menos envidiables para otras naciones que nuestros recursos naturales.

Por la misma razón, nosotros tendremos la oportunidad de reconstruir el sistema financiero. Hemos aprendido de estos errores que se cometieron durante el periodo de crecimiento a gran escala y esta experiencia se demostrará valiosa cuando se nos ponga a prueba. Con un esfuerzo común y con el optimismo que caracteriza a las gentes de Islandia, nosotros saldremos de estas dificultades y protagonizaremos un nuevo y enérgico resurgir.

Compatriotas islandeses:

La tarea de las autoridades en los próximos días es clara: asegurar que no se propague el caos si los bancos islandeses, hasta cierto punto, se vuelven no operativos. Para esto las autoridades tienen muchas opciones y las van a usar. Tanto en la política como en cualquier sector va a ser importante envainar nuestras espadas. Es muy importante que actuemos con calma y consideración durante los días difíciles que tenemos por delante, que no perdamos valentía y que nos apoyemos los unos a los otros lo mejor que podamos. Así, con la fortaleza, la solidaridad y el optimismo islandés como armas, vamos a salir de la tormenta.

Dios bendiga Islandia.

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s