El film Ransacked alerta sobre la posibilidad de una nueva crisis en Islandia

Èric Lluent / Reykjavík

Uno de los estrenos más esperados de la presente edición del Reykjavík Internacional Film Festival era el del documental Ransacked, obra del director islandés Pétur Einarsson. El trabajo pretende luchar contra el olvido, buscando que el espectador reviva en primera persona la dureza del colapso financiero de 2008 mediante el análisis de expertos que complementan la historia personal de un hombre mayor, Þorsteinn Theódórsson, que lo perdió casi todo en el momento de la caída de las entidades financieras del país.

El documental abusa del recurso sentimental para que los espectadores empaticen con la víctima desde el minuto cero, lo cual es un recurso habitual, aunque en esta ocasión se lleva hasta extremos de difícil justificación, como cuando la narración económica se mezcla con la historia de la muerte de la mujer del protagonista debido a un cáncer en medio de su lucha por recuperar el dinero perdido. Entendiendo que lo que pretende el film es salirse de las cifras macroeconómicas y bajar al terreno de la realidad para concienciar a los espectadores sobre cómo puede afectar lo que sucede en los consejos de administración de los bancos en la vida del ciudadano común, lo cierto es que el exceso de escenas de lágrima y de primeros planos, supone un obstáculo para la comprensión de los conceptos económicos que se plantean.

Dicho esto, la aportación pedagógica de Ransacked es memorable y la cinta tiene todos los puntos para convertirse en un documental de culto cuando la economía islandesa vuelva vivir las turbulencias propias del sistema capitalista. De hecho, esta es una de las conclusiones de Pétur: lo que ocurrió en 2008 puede volver a ocurrir en cualquier momento. Ransacked radiografía el papel de los llamados fondos de cobertura (hedge funds, en inglés) en la fase previa a la caída de los bancos y cómo estos fondos “apostaron” por el derrumbe del sector financiero islandés, después compraron los restos de los bancos a precios irrisorios para más tarde obtener beneficios multimillonarios con su venta, todo a costa del ciudadano islandés.

Sobre la previsión de una posible recaída de la economía islandesa, el documental no da muchas pistas, algo que hubiera sido realmente interesante. Su predicción se basa en el argumento generalista que defiende que, en una economía capitalista, siempre que hay un boom económico este viene acompañado de una fuerte crisis económica posterior para ajustar el mercado. En la charla posterior con el director en la premier mundial a la que asistió El Faro de Reykjavík, Pétur recordó que Islandia aún no ha superado la gran prueba para poder hablar de una recuperación económica, refiriéndose al momento en el que finalmente se levante el control de capitales impuesto en la isla desde 2008.

Después de su estreno en el RIFF, Ransacked se podrá ver en Bíó Paradís del 10 al 14 de octubre. Más información sobre los horarios y compra de entradas, aquí

Síguenos en Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s