Benedikt Jóhannesson: “Nuevas elecciones significa gastar más dinero”

eric-lluent

Èric Lluent / Reykjavík

Benedikt Jóhannesson ha sido una de las personas más mediáticas en Islandia en las últimas seis semanas. A raíz de los resultados de las elecciones del pasado 29 de octubre, el Partido Reformista (en islandés, Viðreisn), liderado por Jóhannesson, ha tenido y continúa teniendo la clave para impulsar una coalición que pueda gobernar con estabilidad.

Primero, Jóhanesson se reunió con el ganador Partido de la Independencia y el Futuro Brillante, en unas negociaciones que fracasaron. Más tarde, participó en dos negociaciones con otros cuatro partidos: el Movimiento de Izquierda Verde, el Partido Pirata, la Alianza Socialdemócrata y, de nuevo, el Futuro Brillante. Ninguna de estas dos rondas acabó con éxito y ahora el escenario postelectoral se encuentra paralizado a la espera de un giro de última hora o de la convocatoria de nuevas elecciones.

Jóhannesson recibe a El Faro de Reykjavík en uno de los salones del parlamento islandés, decorado en esta época del año con motivos navideños y un gran árbol de interior. Sorprendentemente serio antes de la entrevista, se va relajando a medida que avanza la conversación. Mide sus palabras al milímetro, que expresa con tono pausado. A menudo, mientras medita la respuesta que desea ofrecer, cruza el dedo medio sobre el índice, en un gesto inconsciente que repite a lo largo de la entrevista.

Llega a la política procendente del mundo de los negocios. Desde 1983, ha dirigido la consultoría Talnakönnun y, desde el año 2000, la editorial de prensa Heimur, que cuenta con tres revistas en islandés y una en inglés, Iceland Review.

Acaba de llegar al parlamento y ya ha estado en tres negociaciones oficiales para intentar formar una coalición de gobierno ¿Qué ha aprendido en estas últimas semanas?

Lo que he aprendido es a tener paciencia. A rebajar mis expectativas. A no ser muy optimista. Esto es lo que pasó en las dos primeras negociaciones. Pensé que nos llevarían a formar gobierno. Pensé que teníamos buenas opciones. Y después, las dos se rompieron. En las siguientes negociaciones rebajé mis expectativas. En la última me convencí para no esperar demasiado.

¿Cómo ha evolucionado su posición desde los primeros días hasta ahora?

Al principio pensaba que conseguiríamos un compromiso. Quizás al inicio tomamos posiciones demasiado fuertes. Pero en la última negociación, por ejemplo, fuimos muy flexibles, no esperábamos conseguir todo lo que queríamos. Esperaba dar y tomar, pero tampoco funcionó. Es muy difícil negociar con cinco partes. Es difícil negociar entre dos, pero al menos puedes acordar “tú me das un poco y yo te doy un poco”, pero si hay un tercero, este viene y te dice “yo también quiero algo”. Y después viene el cuarto y el quinto.

En la última negociación fracasada, ¿el mayor problema fueron las diferencias entre su partido y el Movimiento de Izquierda Verde?

No, este ha sido uno de los principales malentendidos. Siempre se simplifica. En dos de los principales temas, en sector pesquero y en el sector agricultura, cuatro de cinco estábamos de acuerdo en aplicar reformas radicales, pero los verdes no querían ir tan lejos como nosotros. Cuando nos centramos en la negociación de los presupuestos, hubo un acuerdo muy claro entre los socialdemócratas y los verdes y los otros tres partidos teníamos visiones fiscales quizás más conservadoras, aunque en distintos grados. Estos dos ejemplos pueden explicar la complejidad de las negociaciones. Pero en algunos temas tenemos un acuerdo completo con el Movimiento de Izquierda Verde, especialmente en la necesidad de invertir en hospitales y el sistema sanitario (estábamos hablando casi de las mismas partidas presupuestarias para los próximos cuatro años) y también teníamos un buen acuerdo para el sector educativo, aunque los verdes querían añadir más costes extra.

Al Partido Reformista que usted lidera lo han llegado a llamar ‘los piratas de la derecha’. ¿Qué relación han tenido con el Partido Pirata durante las negociaciones?

Creo que los piratas han sido muy pragmáticos. Nos han intentado mantener a todos juntos. Teníamos un acuerdo sobre el proceso constitucional, aunque no tenemos las mismas propuestas para el resultado final, pero al menos estábamos de acuerdo en el proceso, y ese era uno de sus principales propuestas y creo que es algo que necesitamos. No es una de mis principales preocupaciones, pero sí que veo que necesitamos algunas mejoras en la constitución. Ellos son más radicales que nosotros, pero teníamos un acuerdo en este punto.

Hay dos partidos que han estado en todas las negociaciones oficiales, el suyo y el Futuro Brillante.

Con Futuro Brillante hemos tenido unas negociaciones muy fructíferas que nos han fortalecido a los dos. Tenemos once diputados en el Parlamento [Futuro Brillante, 4; Partido Reformista; 7] que, en esencia, piensan lo mismo en muchos temas, no en todos, pero en la mayoría. Los dos partidos son liberales y los diputados de las dos formaciones hemos sido capaces de establecer muy buenas relaciones y esto siempre ayuda. Estas negociaciones también son sobre cómo generar confianza entre las partes y, por supuesto, sobre los temas concretos.

A priori, parece que ustedes se podrían haber entendido bien con el Partido de la Independencia.

Esto puede puede ser cierto en muchos temas, pero no en todos. Algunas de nuestras principales propuestas no eran las mismas que las del Partido de la Independencia. Por ejemplo, nosotros estamos a favor de la Unión Europea; ellos no. Queremos aplicar reformas en los derechos pesqueros; ellos no. No obstante, en la reforma agrícola, parece que los dos partidos podíamos llegar a un acuerdo. En la política monetaria, no acabamos el trabajo. Estos fueron los cuatro principales temas. Creo que los demás partidos no entendieron nuestras propuestas en política monetaria en ninguna de las negociaciones.

¿Qué proponen?

El cambio de la corona islandesa debería ser estable, por ejemplo, respecto al euro. Es un proceso técnico que la gente no quiso entender. Queremos fijar la corona islandesa al euro.

En Islandia, son muchos los que se niegan a dejar la corona, por lo que representa como símbolo nacional.

Hay quien defiende la corona en un sentido nacionalista, pero creo que muchos no entienden nuestra propuesta, por las cuestiones técnicas. Desde que empezamos la negociación, la corona respecto a un euro ha pasado de 125 a 118. Es un peligro para la economía. Somos el único partido que hace esta propuesta y puedo entender que a los demás les cueste comprender algunos aspectos técnicos. También proponemos levantar los controles de capital pero es también una cuestión técnica que debe llevarse a cabo con mucho cuidado.

Y, ¿ahora qué? ¿Nuevas elecciones?

Nuevas elecciones significa gastar más dinero.

Entonces, ¿está negociando con alguien?

No, no estoy negociando con nadie en este momento. Hemos estado muy ocupados con cuestiones parlamentarias esta semana. Estoy hablando contigo ahora, así que puedes estar seguro de que no estoy negociando con nadie.

¿Descarta una nueva negociación con el Partido de la Independencia?

Lo que he aprendido es que no hay que excluir ninguna posibilidad, excepto en el caso de gobernar con la actual coalición de gobierno, es decir, el Partido de la Independencia y el Partido Progresista, juntos.

¿Por qué?

Estas elecciones fueron sobre la actual coalición de gobierno y han perdido la mayoría. Creo que sería un error salvar esta mayoría.

Ya que coinciden tanto con el Futuro Brillante, en caso de nuevas elecciones, ¿se plantean ir juntos?

No veo esta opción. Seguimos siendo dos partidos distintos. La cooperación ha sido muy buena pero nunca hemos planteado esta posibilidad.

¿Cómo analiza los cambios en la escena política islandesa después del colapso de 2008?

Islandia se ha recuperado del colapso financiero, hasta cierto punto. Hay gente que perdió sus casas, otros sus negocios, y algunos se han recuperado y otros no. Pero no nos hemos recuperado del colapso moral. Aún hay sospecha. Tan sólo un 17% de los islandeses confía en el Parlamento. Mucha gente no confía en los tribunales. Creo que el objetivo principal es reconstruir la confianza entre los ciudadanos y las instituciones.

Por primera vez en la historia de la República hay siete partidos representados en el parlamento islandés.

En otros países escandinavos también ha pasado. ¿Es mejor para la democracia que haya más partidos? Es difícil de decir. Creo que en Islandia los partidos tradicionales no aprovecharon el colapso financiero y moral para renovarse.

¿De dónde surge el Partido Reformista?

Nosotros venimos del entorno empresarial, con carreras en el mundo de los negocios y el ámbito académico. Hay quien se sorprende porque algunos de nuestros diputados han dejado trabajos muy bien remunerados para trabajar en el Parlamento y cobrar menos y ser criticados en público. Yo tengo mi propia empresa y la he dejado.

¿Por qué la gente debería confiar más en usted que en el Partido de la Independencia, que tradicionalmente ha representado el sector pesquero?

Lo único que podemos hacer es seguir trabajando, todo lo que hago está bajo el escrutinio público. Ahora cuando te dedicas a los negocios ya eres sospechosos. Si te va bien, eres un criminal. Si te va mal, eres un idiota. Así es como lo ve alguna gente, pero en negocios, a veces te sale bien y a veces te sale mal, es la naturaleza de los negocios.

Pero a la gente, más que lo que comenta, lo que le preocupa es que sus intereses empresariales puedan influir en las decisiones que tome en el parlamento.

Es por este motivo que he dejado una junta directiva.

En caso de nuevas elecciones, ¿se volverá a presentar?

Sí, creo que sí. Les dije a mis amigos que estuve ya 30 años en negocios, ahora les dije que me tocaban 30 en política.

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s