Vueling cancela vuelos a Islandia alegando “motivos meteorológicos” para negar la compensación a sus pasajeros

Èric Lluent / Reykjavík

Fotografía: Julian Herzog

La compañía aérea española Vueling cancela vuelos a Islandia de forma regular alegando “motivos meteorológicos”, a pesar del buen tiempo en origen, destino y ruta, con el fin de negar las compensaciones legales establecidas por la legislación europea vigente a sus pasajeros. Desde hace, como mínimo, un año, la empresa de transporte aéreo utiliza esta estrategia para justificar la cancelación de vuelos y no compensar a sus pasajeros con los 400 euros a los que tinen derecho, según la ley (EC) 261/2004 del Parlamento Europeo, por tratarse de un vuelo de entre 1.500 y 3.500 quilómetros, a parte de las compensaciones por daños morales o pérdida de días de trabajo. La ruta Barcelona – Keflavík es la más afectada y El Faro de Reykjavík ha podido documentar tres casos (es decir, seis vuelos, puesto que las afectaciones son para los vuelos de ida y también los de vuelta que se realizan con el mismo avión) en los que Vueling ha utilizado el mismo modus operandi, dos de los cuales este mismo mes. Debido a que las comunicaciones de la empresa no son públicas, es difícil documentar todos los casos que pueden haber ocurrido en los últimos años, por lo que si el lector ha sufrido una situación similar se le invita a contactar con esta redacción. A continuación, se detallan los tres casos registrados, debidamente contrastados, siendo uno en concreto (el del 18 de agosto 2017) prueba evidente de la estrategia de la empresa para no pagar compensaciones a la mayoría de los pasajeros.

Miércoles 15 de agosto de 2018

Los pasajeros del vuelo VY8560 con origen en Barcelona y destino en Keflavík hacen la cola en frente a la puerta de embarque, después de facturar las maletas y pasar el control de seguridad. 19 minutos antes de la salida del vuelo, programada para las 18.25h, se les comunica que el vuelo está cancelado por “motivos meteorológicos”. En Barcelona hay cielos claros, una temperatura de 28 grados y una brisa de 13 km/h. En Keflavík se esperan vientos de 4m/s, hay cielos parcialmente claros (algo poco habitaul en Islandia que suele estar cubierta por capas de nubes compactas) y la temperatura es de unos 11 grados. Preguntados por los pasajeros, los empleados explican que ellos tan solo leen lo que se les notifica y que, en todo caso, puede hacer mal tiempo en ruta. Tras una breve consulta al registro de llegadas del aeropuerto internacional de Keflavík en la página web isavia.is se confirma que los “motivos meteorológicos” son una burda excusa sin justificación: durante la jornada todos los vuelos han llegado a destino, excepto el de Vueling con origen en Barcelona. En caso de mal tiempo en ruta, se supone que algunas de las demás compañías también deberíam cancelar vuelos o acumular grandes retrasos. A la hora de llegada programada para el vuelo VY8560 a Islandia, han llegado vuelos que toman exactamente la misma ruta: París, Londres, Milán, Berlín e, incluso, Tenerife. Los pasajeros se organizan para reclamar y, habiendo contactado la Agència Catalana de Consum, se les indica que si se documenta que la empresa está mintiendo deliberadamente se puede tratar de un caso de fraude que debería investigarse a través de las agencias de consumo así como de la justicia ordinaria. Los pasajeros son enviados a casa o a hoteles y se les indica que el vuelo saldrá a las 10h del día 16 de agosto. El vuelo finalmente despega minutos después de las 11h en un aparato que no es de Vueling sino de la compañía Privilege, lo que refuerza la sospecha de los pasajeros que la excusa de los motivos meteorológicos esconde una falta de aviones o de personal. En Islandia, los pasajeros del vuelo Keflavík – Barcelona, que debía ser operado la noche del día 15 esperan hasta pasado el mediodía del 16. La razón para su cancelación también son las supuestas condiciones meteorológicas. Todos los vuelos programados para la tarde noche del día 15 salen de Keflavík, excepto el Vueling.

Lunes 6 de agosto de 2018

Los pasajeros del vuelo VY8560 se dirigen al aeropuerto de El Prat en Barcelona para coger su avión con destino Keflavík. En el aeropuerto son informados de que su vuelo está cancelado por “motivos meteorológicos”. Buen tiempo, en Barcelona, tiempo totalmente normal en Islandia y, de nuevo, Vueling es la única compañía aérea que cancela vuelos en Keflavík durante toda la jornada. Los pasajeros son trasladados a hoteles y las 5 de la mañana se dirigen de nuevo al aeropuerto, aunque su vuelo no sale hasta las 12 del mediodía. En Islandia, el grupo de pasajeros del vuelo que tenía que volar a Barcelona espera indignado la llegada del aparato para poder volver a casa. Igual que en el caso del día 15 de agosto, las “causas meteorológicas” no suponen un retraso momentáneo a la espera de una mejora de la supuesta previsión (en el caso de que la razón esgrimida por la compañía fuera verídica) sino que conllevan la cancelación y el retraso de más de 16 horas. Los pasajeros explican que en el segundo retraso (tenían que salir a las 7h y salieron a las 12h) la compañía alegó motivos técnicos.

Jueves 18 de agosto de 2017

Los pasajeros que quieren tomar el vuelo VY8561 con origen en Keflavík y destino Barcelona que tiene que salir poco después de la medianoche reciben a media tarde un mensaje en su teléfono indicando que el vuelo ha sido cancelado por motivos meteorológicos. Hay cielos estrellados en Reykjavík esa noche y una brisa más que habitual en la isla. Todos los demás vuelos salen de Keflavík, excepto el de Vueling. Se da el caso que esa noche, después de cancelar el vuelo, la empresa siguió vendiendo billetes de ese trayecto sin informar de la demora. El autor de este artículo compró los vuelos tras enterarse de los atentados que acababan de ocurrir en Barcelona y Cambrils. La compra se realizó a las 20:43, tres horas después de que el vuelo fuera cancelado. Tras semanas de reclamaciones, la versión oficial de Vueling fue la siguiente:

Tal como le hemos comentado telefónicamente el retraso se produjo en el salto anterior, (Barcelona- Reikiavik). Nos vimos en la obligación de tener que reprogramar el vuelo al día siguiente, puesto que el pronóstico meteorológico en destino no era  bueno.

Aeropuerto de Keflavík (código IATA: KEF, código OACI: BIKF)

Aeropuerto de Egilsstaðir (código IATA: EGS, código OACI: BIEG)

Adjuntamos a continuación el TAFAR (pronóstico meteorológico) del aeropuerto de Reikiavik BIKF del día 17 de agosto.  El report se sacó a las 16:30Z y cubría el intervalo de tiempo desde las 18:00 del día 17 hasta las 18:00 del 18 de agosto. Todas las horas están expresadas en Hora ZULU (UTC). Según el mismo report, el pronóstico de aquel día en BIKF contemplaba  fuertes rachas de viento de hasta 30 nudos G30KT (Aprox 55 KM/H).

TAF BIKF 17 1630Z 1718/1818 02020G30KT 9999 FEW025 SCT040

Tampoco en los aeropuertos cercanos la situación era mejor.  En el aeropuerto de  Egilsstaðir (BIEG) el pronóstico era de cielo quebradizo, nubosidad abundante (BKN) con lluvia (DZRA). Las nubes cubren entre 5/8 y 7/8 del cielo.

TAF BIEG 17 1630Z 1718/1818 02013KT 9000 -DZRA BKN007 OVC015

Qué decir que las rachas máximas de 55km/h son el pan de cada día en Islandia y que si por las nubes y la lluvia se tuvieran que cancelar vuelos en la isla, no habría tráfico aéreo en el país. De hecho, todos los vuelos salieron y llegaron de Keflavík durante esa jornada con total normalidad. Vueling, no obstante, no mantuvo su mentira ante las autoridades islandesas, y finalmente pagó los 400  euros a algunos de los pasajeros, pero este procedimiento no fue seguido por la gran mayoría de viajeros que no percibieron recompensa alguna por una cancelación probadamente injustificada. La mayoría de pasajeros que reclamaron a la compañía escucharon argumentos de todo tipo, desde que el mal tiempo era en otro punto de Europa hasta que la cancelación era por su seguridad y que las otras compañías no cumplían con los mismos protocolos de seguridad aérea que Vueling. Aquí podéis leer parte de la respuesta de la compañía a la Autoridad del Transporte de Islandia (Icetra):

Thank you for contacting us. In answer to your claim 17089xx for passenger on reservation xxx xxxxx, xxx xxx xxxx, first of all we would like to sincerely apologize for the cancelation of flight VY 8561, KEF-BCN, 18/08/17.

Facing such an unexpected situation, we tried to look for an individual solution for each passenger affected, offering the possibility of making a free change in your reservation, a refund of the affected flight, or flying along seven days after the date of affected flight.

In accordance with the Measures of Compensation and Assistance in case of cancellation of Regulation (EC) 261/2004 of the European Parliament and the Council, 11th February 2004 we will pay the economic compensation stipulated of 400€ per person.

Es decir, la política de Vueling es negar la compensación a los clientes reiteradamente justificándose con partes meteorológicos, pero dar la razón a la autoridad islandesa a las primeras de cambio. Es por eso que se recomienda a los pasajeros afectados por este tipo de situaciones que contacten con las autoridades de transporte del país de origen del vuelo en cuestión. Si el vuelo tiene origen en Islandia, se debe contactar icetra.is, después de haber reclamado a la compañía. En el caso de que el aeropuerto de origen esté en España, la autoridad competente es www.seguridadaerea.es o las oficinas de consumo.

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s