Icelandair gana la batalla por el sector aéreo islandés con la compra de Wow Air

eric-lluent

Èric Lluent / Reykjavík

Fotografía: O. Oertle

Icelandair ha ganado la batalla que Wow Air le planteó con su agresiva política de precios bajos. Después de meses de fuertes turbulencias, de rondas de financiación por parte de Wow Air y de pérdidas de más del 50% del valor de las acciones en bolsa de Icelandair, hoy parece que el sector turístico en Islandia respira más tranquilo. Icelandair ha hecho pública la decisión de comprar la totalidad de las participaciones de Wow Air, proceso que deben ratificar los accionistas de la empresa y que debe contar con el visto bueno de las autoridad de competencia estatales. La compra se ha realizado por una cifra aproximada de 14,8 millones de euros y los propietarios de Wow Air ahora tendrán el 5,4% de las acciones de Iceland Air. La bolsa islandesa ha recibido la noticia con entusiasmo y las acciones de Icelandair se han disparado a las dos del mediodía, con un incremento de más del 50% del valor de las acciones a primera hora de la mañana. La jornada ha acabado con una subida del 39,2% para Icelandair, lo cual deja la evolución de los últimos seis meses en un -18,34%, una pérdida mucho más moderada que el 53,89% de hace cuatro semanas.

De confirmarse la compra por parte de los accionistas y de las autoridades, el grupo Icelandair controlaría el 80% de vuelos que llegan y salen de Islandia. Esta posición casi monopolística ha generado cierto nerviosismo entre los que consideran que es más saludable un sector aéreo con varias empresas que compitan entre ellas. No obstante, la agresiva competición entre las dos firmas iba a llevar a la bancarrota a una de las dos empresas, con casi toda seguridad Wow Air, de ahí que buena parte de los actores del sector respiren aliviados. Según las informaciones que se han ido filtrando a la prensa islandesa durante la jornada, la idea es mantener las dos marcas separadas, y por lo tanto conservar Wow Air en activo, e incluso ampliar con nuevas rutas. No obstante, habrá que estar atentos a la reestructuración de la empresa y la reordenación de los destinos, puesto que Icelandair y Wow Air coinciden en algunas de sus rutas, como París, Londres, Amsterdam o Nueva York.

En el caso de las rutas con destino a aeropuertos españoles, Icelandair mantiene la ruta Madrid – Reykjavík, mientras que Wow Air ofrece las rutas Barcelona – Reykjavík, Alicante – Reykjavík, Tenerife – Reykjavík y Gran Canaria Reykjavík. Skúli Mogensen, fundador y propietario de Wow Air, ha enviado un correo electrónico a sus trabajadores el contenido del cual a publicado el diario islandés DV. En el texto anunciaba que el funcionamiento de la empresa continuaría siendo el mismo que hasta ahora. “Sé que esta noticia supondrá un shock para muchos de vosotros y, obviamente, no era parte del plan original. No obstante, teniendo en cuenta las circunstancias creo que esta es la mejor solución para nuestro equipo, para nuestros pasajeros, para la continuidad de Wow Air como aerolínea de bajo coste y, no menos, para la industria turística en Islandia. Os animamos a ver esto como una oportunidad para continuar nuestro viaje, ahora como parte de un grupo mucho más fuerte que nos puede permitir tener éxito en el largo plazo”, explica Mogensen en el correo electrónico.

En el sector de las empresas hispanoislandesas que venden viajes desde Islandia se ha recibido la noticia con prudente optimismo. Xavier Rodríguez, fundador y director de Islandia360 entiende que la noticias de hoy son buenas, aunque invita a la precaución. “En el mejor de los casos, Wow Air se convertirá en la filial de Icelandair, al estilo de Vueling con Iberia. En este caso debemos ver cómo gestionarán las rutas y qué cambios va a haber. Pero en todo caso, ha sido una muy buena sorpresa para el sector ya que se hablaba de que la bancarrota de Wow Air estaba cerca”, comenta Rodríguez sobre la noticia del día.

Por su parte, Joaquín Linares, fundador y director de Boreal Travel ha recibido con sorpresa la noticia. “Es un golpe de efecto dentro del sector. Tengo expectativas por ver si mejora el servicio, así que de buenas a primeras no me parece algo negativo. Siempre he pensado que los precios que ofrece Wow Air no son sostenibles. No tiene mucho sentido que ir a Barcelona cueste 6.000 coronas y que volar de Reykjavík a Akureyri cueste 20.000. Como agencia de viajes, hemos visto que algunos clientes compraban los billetes tirados de precios desde España y luego se llevaban un susto al ver los precios de los hoteles y el nivel de vida en la isla”, comenta Linares. Sobre el peligro de que se cree un monopolio, Linares opina que la presencia de Norwegian y Easy Jet asegura la competencia necesaria.

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s