Islandia planea reforzar las medidas restrictivas ante la expansión de la pandemia

Èric Lluent / Reykjavík

 

Islandia vive una tercera ola de la pandemia del Covid-19 muy activa, que ha superado la cifra de infectados en marzo y abril y que mantiene una alta ocupación en los hospitales, con una cifra de 62 ingresados por Covid-19, aunque solo uno de los pacientes se encuentra actualmente en la unidad de curas intensivas. Hasta la fecha, 4.719 personas han dado positivo en Islandia desde el inicio de la pandemia, una cifra que supone el 1,3% de la población, aproximadamente. A pesar de la campaña para proyectar la isla como un país seguro para visitar en verano, erigiendo a Islandia en la prensa internacional como un ejemplo a seguir, el virus ha demostrado una vez más que no entiende de fronteras o de relatos nacionales, y está teniendo una afectación más elevada de lo previsto. De momento, trece personas han muerto en Islandia con Covid-19, tres de las cuales en los últimos días.

La presente ola se originó con un brote que tuvo lugar a mediados de septiembre en dos bares del distrito 101 de Reykjavík, el Irishman Pub y el Brewdog, ambos a escasos metros de distancia, en la calle Klapparstígur. El 22 de septiembre, había 281 casos activos en Islandia, y a 29 de octubre la cifra alcanza los 1.005 casos. Desde el inicio de la pandemia, las autoridades sanitarias y la empresa privada deCode han realizado 181.500 pruebas de ámbito nacional, 119.891 pruebas en la frontera y 46.811 segundas pruebas (desde el 19 de agosto, para aquellos que realizan prueba en el aeropuerto y esperan el segundo test en cuarentena. [En este artículo puede leer toda la información relativa al sistema de cuarentena para los viajeros que llegan a la isla].

Se esperan nuevas restricciones

Þórólf­ur Guðna­son, el epidemiólogo nacional, ha anunciado este mediodía que está trabajando en un nuevo plan de medidas para la gestión de la pandemia que se prevé más restrictivo, con el fin de evitar el colapso de la sanidad pública islandesa. Guðna­son se ha mostrado preocupado por el incremento en la infección dentro de la comunidad. “Teniendo en cuenta esto, creo que es evidente que es imposible relajar las restricciones domésticas”, ha declarado ante los periodistas. De momento, se desconoce el contenido de las nuevas restricciones. En la actualidad, la normativa  incluye medidas como el cierre de bares, gimnasios, peluquerías o piscinas. Además, están prohibidas las reuniones de más de 20 personas y debe mantenerse la distancia social de dos metros. 

Brote en el hospital

El pasado fin de semana, se informó de uno de los brotes más preocupantes que ha vivido Islandia, por haber afectado una de las instalaciones del Hospital Nacional Universitario. Se trata de Landakot, la sección geriátrica del hospital, lo que supone un riesgo importante para los pacientes allí tratados. Algunos de estos pacientes fueron trasladados a otras instituciones geriátricas -antes de conocerse la existencia del brote-, lo que ha facilitado la expansión del virus entre población de alto riesgo. Las autoridades confirmaron que alrededor de cuarenta infectados tienen ochenta años o más. A consecuencia de este brote, 270 empleados de distintas instalaciones sanitarias están en cuarentena, lo que añade presión extra al equipo humano de los hospitales. 

Brote en un barco pesquero

Ha habido una intensa polémica en Islandia, al conocerse que los responsables de la compañía pesquera Hraðfrystihúsið Gunnvör mantuvieron una operación de pesca en alta mar durante tres semanas aún a sabiendas de que la mayoría de la tripulación presentaba síntomas compatibles con el Covid-19. En total, 23 de los 25 tripulantes han resultado infectados de Covid-19 y algunos tuvieron que estar tres semanas en alta mar sufriendo síntomas severos. Cinco sindicatos han denunciado a la empresa por la situación vivida a bordo, en la que personas enfermas se vieron obligadas a desarrollar sus tareas en el barco. 

Para más información sobre la pandemia en Islandia, recomendamos los siguientes artículos publicados en El Faro de Reykjavík:

(01/05/2020) ‘Covid-19 en Islandia: una supresión accidental‘, de Haukur Þorgeirsson.

(28/10/2020) ‘Viajar a Islandia en tiempos de pandemia: la cuarentena inteligente es cumplir la ley‘, de Azahara Bejarano

(28/03/2020) ‘Islandia afronta el coronavirus con la idea de permitir una infección lenta y controlada‘, de Èric Lluent.

(16/03/2020) ‘El coronavirus y los viajeros de España a Islandia: residentes, en cuarentena; turistas, libertad total, de Èric Lluent

 

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s