La península de Reykjanes se prepara para una erupción volcánica inminente

Èric Lluent / Reykjavík

 

Después de siete días de intensa actividad sísmica en la península de Reykjanes, ayer a las 14.20 hora local el equipo de científicos de la Oficina Meteorológica de Islandia detectó un temblor cerca del cono volcánico Keilir que se interpretó como un signo evidente de una erupción volcánica inminente. Durante la jornada del 3 de marzo se detectaron más de dos mil terremotos en la región. Esta mañana ha habido un terremoto de 4,5 en la escala de Richter y los temblores menores se repiten en la zona casi cada minuto. 

En rueda de prensa, ayer se informó que el código de aviación en la zona ha pasado de amarillo a naranja, el cual advierte de las elevadas probabilidades de una erupción volcánica inminente. Víðir Reynisson, jefe de Protección Civil, y Kristín Jónsdóttir, responsable del equipo de supervisión de desastres naturales, confirmaron las dudas que aún existen sobre dónde y cuándo tendrá lugar la erupción. El sistema volcánica en la zona de Keilir y Fagradalsfjall no es central, con lo que el magma puede llegar a la superficie en una zona muy amplia de la península aún por determinar. 

Además, avisaron del incremento de la probabilidad de un terremoto que llegue a la magnitud 6 o 6,5. De momento, durante este episodio sísmico que vive el sur oeste de Islandia desde el 24 de febrero, el terremoto más fuerte ha sido de 5,7. Las autoridades también informaron de la ausencia de riesgo para la seguridad de las personas, puesto que se espera que el campo de lava se extienda en una zona inhabitada, aunque sí que mostraron preocupación por la posible acumulación de gas tóxico en la zona. Por ello, es probable que una vez se inicie la erupción volcánica se cierren carreteras de acceso a la zona para evitar riesgos a las personas. 

Reynisson y Jónsdóttir pidieron a los habitantes de la zona de la capital que no se acercaran al volcán Keilir, aunque la carretera que va hacia al aeropuerto de Keflavík, en el extremo de la península de Reykjanes, sigue abierta. En la noche de hoy, la actividad sísmica se redujo, pero los expertos consultados por los medios islandeses apuntan que la actividad vendrá en olas y que este declive temporal -en comparación con la tarde de ayer- no cambia el escenario de alerta por probable actividad volcánica inminente. 

Los científicos de la Oficina Meteorológica de Islandia están analizando fotografías de satélite que aportarán información clave sobre este episodio volcánica. 

Síguenos en Facebook y/o en Twitter.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s